Bienvenido Visitante Conectarse o Crear Cuenta.
S/.0.00
Carro de la Compra
0 item(s)
Tu carro esta vacio!

¿POR QUÉ UTILIZAR JUGUETES SEXUALES?

¿Por qué alguien querría comprar o usar un juguete sexual? La respuesta es simple… alivianan los esfuerzos sexuales, y a la vez maximizan el placer y la creatividad.


Los juguetes sexuales mejoran tu vida sexual, tengas o no una pareja. Para esos momentos en los que estás con tu pareja, los juguetes sexuales hacen que el juego previo al coito e incluso el post coito sean momentos fantásticos. También pueden ser un sustituto de pareja para aquellos períodos en los que la persona se encuentra sola.

Existen muchas maneras en las que las personas disfrutan de los juguetes sexuales. Porque existen muchos disponibles para diferentes partes del cuerpo y muchas cosas creativas que se pueden hacer con un solo juguete sexual.

Las personas que usan los juguetes sexuales acompañados o solos tienden a tener un gran nivel de comunicación, confianza y un amor incondicional para con sus parejas. Los juguetes sexuales les permiten a los hombres y a las mujeres explotar el sexo creativo.

PLACERES QUE PRODUCEN LOS JUGUETES SEXUALES

 

Estimulación del clítoris

Hay muchas mujeres a las que les resulta difícil llegar al orgasmo sin estimulación del clítoris. Es como pedirle a un hombre que alcance el orgasmo sin tener ninguna estimulación en la cabeza de su pene. Aunque es posible, requiere de mucho más esfuerzo. Como muchas de las posiciones del coito vaginal no proporcionan suficiente estimulación al clítoris, los juguetes sexuales pueden proporcionar una estimulación adicional.

Cualquiera que haya utilizado un vibrador te podrá decir que muchas veces les produce algunos de los orgasmos más intensos. La mayoría de los vibradores nuevos y los juguetes con motor, si no todos, tienen distintas intensidades para adaptarse a las preferencias y a la sensibilidad de cada uno. La mayoría de las veces un vibrador hará que una mujer alcance el orgasmo en unos pocos minutos y es una manera excelente de comenzar el juego previo.

Estimulación del punto G

El orgasmo vaginal es muy distinto al del clítoris. Los dildos vienen de muchas formas, con vibrador, de doble penetración entre otras; por lo que existe una gran variedad para elegir.

Imaginate tener un juguete que pueda hacerte alcanzar los el orgasmo vaginal y clitorial en una noche, o incluso mejor, los dos al mismo tiempo en forma repetitiva.

Estimulación anal

La estimulación anal es excelente para aquellos a los que les gusta un poco de vibración alrededor del ano o la penetración completa de un consolador.

Estimulación del pene y los testículos

La estimulación sexual del pene y los testículos puede ser un condimento extra durante el sexo oral e incluso por sí solo. También usar anillos, masturbadores, e incluso bombas de alargamiento del pene puede incrementar el placer sexual de un hombre con o sin su pareja.

BENEFICIOS DEL USO DE LOS JUGUETES SEXUALES

Los juguetes sexuales mejoran el rendimiento sexual. Por ejemplo, cuando un hombre usa un vibrador sobre el clítoris de una mujer al realizarle sexo oral puede llevarla a tener orgasmos increíbles, y los mismo sucede cuando se usa un vibrador en el ano o en los testículos de un hombre. La variedad de roles que pueden tener los juguetes sexuales al mejorar el juego sexual es ilimitado. Incluso el solo hecho de utilizar un anillo para el pene durante el coito puede lograr una diferencia enorme. La única manera de saberlo…es probándolo.


Los juguetes sexuales permiten realizar actos sexuales que podrían resultar difíciles de mantener por largos períodos de tiempo. Existe, por supuesto, la cuestión obvia de que muchos hombres llegan más rápido al orgasmo que su pareja femenina y entonces no son capaces de continuar utilizando su pene erecto para brindarle placer. Los juguetes sexuales permiten estimularla al principio hasta el punto del orgasmo para que ella ya esté saciada antes de que él alcance el orgasmo, o luego de que él lo haga. De esta manera, ella siempre se sentirá igualmente satisfecha.

También está el tema del cansancio y el acalambramiento…¿alguna vez estuviste haciéndole algo a tu pareja o a ti mismo, pero te das cuenta de que tus dedos, manos, cuello, espalda, piernas o boca se están cansando y quizás también acalambrando? Los juguetes sexuales te permiten continuar brindándole placer a tu pareja y te evitan trabajo y esfuerzo.

Los juguetes sexuales son geniales para esos momentos en los que uno de los dos “quiere” y el otro no o no puede. Le permite al que tiene ganas de tener placer sexual la opción de tenerlo mientras agrega la ayuda de un juguete sexual a la relación.

También permiten que las parejas tengan un increíble sexo por teléfono cuando tienen una relación a distancia o deben estar separados uno del otro durante un tiempo.

MASTURBACIÓN, BENDITO PLACER...

La masturbación en los hombres no sólo es normal, sino necesaria para el conocimiento del cuerpo, de sus reacciones, en definitiva, de su sexualidad. Eso redunda en más familiaridad con el cuerpo, sus zonas más sensibles y su pene.

Casi nadie se atreve a decir que la masturbación es mala, porque ciertamente no lo es, pero relativizan la edad adecuada, el momento y la frecuencia, estigmatizando a quienes la practican con menos recato y en edades que no son capaces de tolerar.

La masturbación, en los hombres, (en las mujeres es capítulo aparte, en ella la represión ha hecho estragos) no sólo es normal, sino necesaria para el conocimiento del cuerpo y sus reacciones, en definitiva de su sexualidad. Eso redunda en más familiaridad con el cuerpo, sus zonas más sensibles y con su pene, apreciándolo por lo que es, un órgano como cualquier otro, pero que le proporciona placer, bienestar y lo conecta sexualmente con su pareja.

Se sindica a la adolescencia como el inicio de la exploración en los varones, donde sus cambios físicos y emocionales se tienden a concentrar en el despertar y descubrir sexual. En esta etapa, que no tiene edad precisa para surgir, se crea y se acentúa la conciencia sexual e intenta liberar la tensión erótica mediante la masturbación, esto se puede incrementar cuando no tiene pareja, pero no son fenómenos homologables. Es más, muchos hombres se masturban durante toda la vida, con o sin pareja.

Según diversos estudios, un 94% de hombres se han masturbado alguna vez hasta llegar al orgasmo. Mediante la experiencia personal se aprenden las técnicas y ritmos que dan mejor resultado. De esta forma el hombre conoce sus respuestas y se puede anticipar al orgasmo. El uso de lubricantes reduce la fricción y puede hacer que aumente el placer.

Este puede transformarse en un dato vital. La práctica de la masturbación en la búsqueda del placer, proporciona otras bondades, como por ejemplo aprender a reconocer sus reacciones, cuando y con qué cantidad de estímulo alcanza el orgasmo. Información de valiosa utilidad al enfrentarse a la actividad sexual con una pareja donde debe intentar avanzar en la excitación en forma más o menos coordinada con la mujer para que ella también alcance el orgasmo. Y si se conoce, puede tomar las medidas pertinentes.

La masturbación para dos

En estricto rigor se habla de masturbación cuando hay autoestimulación, sin embargo, la masturbación en pareja se puede considerar como una variante en medio del juego erótico previo al coito. Sin importar el nombre que usemos, se trata de estimular directamente el pene y los puntos más sensibles de la pareja.

No está demás decir que la masturbación mutua puede ser una alternativa cuando no se quiere llegar al orgasmo mediante la penetración, ya sea por enfermedad, por estar en los últimos meses de embarazo o por las razón que sea.

La gracia de la masturbación es que se aplica directamente con las manos, o con otra parte del cuerpo, justo en las zonas más erógenas con resultados más efectivos. Ya sea autoprovocada o en medio de la actividad sexual, se podrá jugar e ir descubriendo libremente los deseos y preferencias.

Una técnica

Cuando de masturbar a un hombre se trata, rodea el cuerpo del pene con la mano y mueve la piel arriba y abajo rítmicamente, la velocidad, duración del movimiento y la presión a ejercer depende de cada persona. Ojo que debes estar atenta a la sensibilidad del hombre, al que el roce muy fuerte puede causarle dolor. Siente cuanto lo está disfrutando y si aumenta su satisfacción con cada movimiento.

El frenillo, zona justo debajo del glande con el pene erecto, puede resultar muy estimulante. A medida que tu pareja va llegando al orgasmo aumenta la velocidad de los movimientos. Tras la eyaculación el glande se vuelve muy sensible por lo que hay que dejar de apretar.

La estimulación y caricias de los testículos surte en la mayoría de los hombres efectos relajante que les acaricien los testículos, eso sí, siempre con suavidad. Puede tomar el pene con una mano y usar la otra para cubrir y recorrer los testículos y acariciar la zona entre los testículos y el ano. Esta zona es muy sensible. El escroto (bolsa que contiene los testículos) es como si fueran los labios exteriores de la mujer, por eso aunque las caricias y los besos produzcan sensaciones muy agradables, no es probable que desemboquen en un orgasmo.

Lo bueno de la masturbación

- Es un acto de redescubrimiento; los pequeños obtienen placer activo en la auto-exploración y el contacto, sólo posteriormente sienten culpas o inhibiciones al respecto.

- Permite aprender acerca del propio erotismo: qué nos agrada y qué necesitamos como individuos; somos únicos y podemos ser expertos en lo que respecta a nosotros mismos.

- Se aprende a valorar nuestros genitales y a disfrutar de nuestra propia excitación u orgasmos.

- Es positivo para usted. La masturbación mantiene su sistema sexual en buen funcionamiento. A las mujeres les permite mantener lubricada la vagina y mantener un ambiente vaginal saludable. A algunas el orgasmo les ayuda a aliviar la tensión menstrual y la congestión pelviana. En el caso de los hombres, la masturbación mantiene en funcionamiento los reflejos de la erección y la eyaculación.

- Es un valioso medio para sentirse sexualmente independiente, y una excelente preparación para posteriores relaciones sexuales. Si ambos integrantes de la pareja asumen responsabilidad individual en cuanto a satisfacer sus propias necesidades sexuales ocasionalmente y disfrutan de la masturbación como una opción más, ambos tendrán un repertorio sexual más amplio y aliviarán al otro de la carga de tener que estar siempre en el mismo nivel de deseo o de satisfacer sus necesidades sexuales. Si uno sabe lo que puede enseñárselo al compañero, lo cual evita muchas adivinanzas, frustración e incomodidad.



Es importante lavar los Consoladores después de usarlos. Utiliza agua caliente y abundante jabón y antes de guardarlo, asegúrate que esté totalmente seco. Antes de utilizarlo, asegúrate que la superficie esté en perfecto estado, que no existan rasguños ni áreas dañadas... esto es aun más importante si es que el Consolador está hecho de vidrio.

Lubricantes

¿Por qué se debe utilizar un lubricante?

Hay mujeres que no lubrican lo suficiente.

Las mujeres embarazadas o menopáusicas producen menos lubricante natural.

Los juguetes y los condones producen mayor fricción, reduciendo la lubricación natural.

Son importantes para el sexo anal o para la estimulación anal, ya que el recto no produce una lubricación natural.

El mejor lubricante es el de base acuosa. Este tipo de lubricante no daña el material de los juguetes sexuales, no daña los condones y en la mayoría de personas, no causa reacciones alérgicas. No se debe utilizar lubricantes que contengan aceites o petróleo, ya que éstos pueden dañar los juguetes sexuales y pueden hacer que los condones se rompan.

Los vibradores, consoladores, son considerados los juguetes tradicionales. Pero la lista no termina ahí. En el mercado actual existe una gran gama de juguetes y accesorios sexuales.

Aquí una pequeña lista de los más populares:

Muñecas, las hay inflables y otras hechas de materiales que logran que se asemeje a una persona real.
Bolas Ben Wa, para fortalecer el músculo pubo-coccigeo.
Vibradores o Consoladores con arneses (se amarran alrededor de la cintura), para los hombres heterosexuales que desean ser penetrados por su pareja o utilizado entre lesbianas.
Látigos, paletas y ganchos / prendedores para los pezones, para los juegos sado-masoquistas
Mangas, para agrandar el tamaño o grosor del pene.
Aceites aromáticos, para los masajes sensuales.

Ahora que ya conoces algunas alternativas, ¿te animas a darte una vuelta por DONASEXSHOP.COM?